Las siete claves del e-learning empresarial

Sabemos que en la actualidad, debido a las exigencias competitivas del entorno, que las empresas más que nunca antes necesitan que sus personas lleven a cabo de la mejor manera y con profesionalismo sus funciones laborales específicas, acompañadas de una serie de cualidades humanas claves, como la capacidad de trabajar en equipo, de comunicarse eficazmente, de ser proactivas, de reconocer la importancia de la calidad en el servicio y de transmitirla en sus acciones y, en consecuencia, pronto las personas en cuestión se dan cuenta que constantemente hay cosas nuevas que necesitan aprender y que no queda ya otra alternativa de tener la predisposición para abocarse al lifelong learning (aprendizaje a lo largo de la vida).
¿Por tanto qué mejor sistema actualizarse constamente utilizando e-learning? Esta modalidad posibilita regularmente el ofrecimiento de contenidos nuevos y útiles, que las personas los estudian cuando disponen de tiempo, desde la comodidad de su hogar, no importa que sea a la madrugada y desde la propia alcoba… ¡Lo importante es aprender! La forma hoy ya no tiene importancia (observación: por eso a veces no entiendo como en las escuelas tanto énfasis se sigue haciendo en el uso del uniforme… ¡Como si fuera lo esencial para poder aprender!).
Aquí en Paraguay, propiciar el e-learning costó tiempo y un esfuerzo sobrehumano. Hace unos cinco años presentar un programa de e-learning a empresas era como ofrecer a la venta un terreno en la luna: ¡nadie entendía para qué podía ser útil! Además hubo un temor desmedido hacia el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, costando su uso y cuestionándose que este sistema carecería de calidez humana.
Pero ahora, después de que varios gerentes de empresa ya fueron partícipes de cursos brindados mayormente por universidades extranjeras, basados en el uso del e-learning, por fin está entrando la tendencia y se está reconociendo el valor de estas prácticas herramientas.
Como estuve propiciando la habilitación de planes anuales de capacitación vía e-learning en las que incursionarion en esta “nueva” modalidad (aclaro que acá sigue siendo nueva, prácticamente flamante), a continuación ofrezco -a los que están en el tema- una serie de sugerencias a tener en cuenta, orientadas a quitar el máximo provecho de estos servicios para la formación, logrando que funcionen y “le lleguen” a las personas:
  1. La ambientación de una plataforma es clave: no es lo mismo habilitar una plataforma institucional con una plantilla que viene por defecto, que dotarla de las mismas características que del sitio web de la empresa, con su logo y colores, fotografías de los funcionarios y de actividades que realizaron, tomando de base el manual de imagen institucional.
  2. Los cursos necesitan transmitir el respaldo de los directivos: es fundamental que cuenten con un video inicial donde el presidente o gerente general de la empresa da la bienvenida al curso, hablando a los participantes de su importancia. ¿Tendrán en la presencialidad la oportunidad de compartir a menudo con él? ¿No? Bueno… En la plataforma pueden apreciar cuál es su visión.
  3. Cada curso necesita de un programa y plan de clases que marque el norte a seguir, para que las personas estén al tanto de su alcance desde el vamos, en cuanto a la necesidad de desarrollar ese contenido (mediante una fundamentación); lo que se espera de ellas (indicando los objetivos a lograr); cuáles son los temas a desarrollar (aportando un índice temático); detallar la estrategia de evaluación (evitando toda duda y omisión que cause problemas posteriores) y la bibliografía utilizada (para reconocer el capital intelectual ajeno, en la lucha contra el plagio, y para ofrecer materiales adicionales orientados hacia la profundización, en el caso de que alguien desee ahondar en lo tratado).
  4. Los contenidos de cada módulo propuesto para el estudio tienen que contemplar los distintos momentos de la didáctica: claramente los objetivos del aprendizaje a alcanzar mediante cada clase; los contenidos, acompañados de imágenes y gráficos, habilitándolos en texto y audio/multimedia (porque las personas tienen diferentes formas de aprender, algunas son más bien visuales, otras son auditivas); ofreciendo actividades que propicien la integración y fijación (actividades que propicien la revisión de los conceptos, su relacionamiento con la realidad profesional y personal, su debate con los pares y con el tutor) y finalmente, una evaluación final que posibilite la medición del aprendizaje habido.
  5. La motivación y el repaso tiene que estar diariamente presente. Aunque el programa es para una empresa, siempre es favorable que exista un tutor externo de apoyo, que envíe por lo menos un mensaje de aliento diario al equipo, mediante una caso de estudio, una frase célebre, algo de humor gráfico o un cuento motivacional e inclusive recordando los cumpleaños del día. También es favorable que publique un tema para el repaso diario: como las personas reciben la copia en el correo electrónico, por lo menos existe la posibilidad de que lo analicen durante un tiempito.
  6. Clases en línea para el refuerzo y la cohesión social. Por lo menos en forma quincenal conviene reforzar lo desarrollado en la plataforma virtual educativa mediante una clase en línea (sincrónica), donde el tutor muestra materiales multimedia de fondo y los participantes intervienen con aportes de voz o vía chat. Esta herramienta propicia aun más la cohesión social y es excelente para repasar lo abordado en el curso hasta ese momento.
  7. Factor tiempo. Brindar en el tiempo establecido un retorno acerca de las actividades realizadas. Como tanto ya se comentó en líneas generales sobre el tema -por parte de los que usan la modalidad- la comunicación es clave y por ende la celeridad en contestar las consultas y en brindar un retorno.

¿Y en el caso de tu empresa? ¿Para cuándo tienes previsto comenzar a desarrollar el potencial de tu capital humano con e-learning?

No pierdas más dinero gastando en un curso presencial cada tanto. Uno sólo sirve para dar una respuesta a un problema del momento, pero luego su efecto se pierde en el tiempo. Mucho más efectiva es la implementación de planes anuales, cuyos costos se reducen con e-learning.

No dependas más del estado de ánimo del día del facilitador presencial o de su escasa disponibilidad de tiempo o trasladando inclusive tus personas por kilómetros de distancia, solo para que participen del programa de inducción.

¡Todo esto ya no hace falta! Un mensaje basta para que implementes el e-learning en tu organización y con miras hacia RESULTADOS visibles.

¡Estamos para SUMAR!

Isabella – isabella.tilch@sumar.com.py

Anuncios

One response to “Las siete claves del e-learning empresarial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s